Blogia
Paranoias de una friky

Escaparates

Escaparates

Viniendo hoy del trabajo, algo ha llamado mi atención en el escaparate de una tienda. El vestido es muy cuco, pero lo que me ha hecho empezar a descojonarme yo sola en medio de la calle, es que al maniquí se le ha salido un pezón. Gilipollez como una catedral, que ha hecho que los viandantes se giraran a mirarme, pensando qué mosca me habría picado. Estas son las cosas que hacen que la vida merezca la pena. Un pezón de un maniquí.

Ah, mañana me examino del teórico. Me he echado en el bolso piruletas para todos mis compañeros. Hoy, una compañera de la autoescuela ha ido a la tienda donde trabajo, a desearme suerte para mañana y a preguntarme una duda. Es maja, me cae bien. Me ha emocionado que fuera a visitarme, y me he puesto como un tomate cuando me ha dicho que le encantaría que aprobase. Tiene que ser alguna enfermedad esto de que me cueste más hablar con las personas de mi mismo sexo que con los hombres.

Y dice el profesor, que antes de exámen teórico, nada mejor para calmar los nervios que una clase práctica. Me va a quitar la vida este hombre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Hikikomori -

Vaya que suertuda. Y como sabia donde trabajas ?

Yo no hice hamija/os en la autoescuela. :-(

Bechis y buena suerte para el examen !
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres