Blogia
Paranoias de una friky

Oasis

En medio de un naufragio, de un puto infierno, de repente encuentro una isla. Donde nadie me va a importunar; con sus palmeras, sus riachuelos y todo el atrezzo. Y con la compañía de ese hombre por quien daría todo. Cuando me mira lo veo por dentro, y veo que está ahí, que es real. Que es quien ha sido siempre. El cielo se abre y nos absorbe, pero seguimos en la tierra, ¡oh! en esa cama que hace las funciones de isla y donde nos sentimos a salvo. Porque estamos juntos. No hace falta hablar cuando tenemos la piel para que lo haga por nosotros.

Podría intentar describir cómo me siento con mil palabras, con mil frases, y aun así no sería una transcripción exacta de cómo me siento a su lado. Paz, calma, amor. Paraíso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres