Blogia
Paranoias de una friky

Amigos como yogures. Con fecha de caducidad

Amigos como yogures. Con fecha de caducidad

Los amigos son de temporada. Con fecha de caducidad.  Unos duran más, otros duran menos, pero todos se acaban marchando. A veces no te das cuenta de cómo ha podido pasar. Crees que os veis menos porque está muy ocupado, será eso.  Y llamas un día y te da una excusa peregrina. Y otra más . Y te das cuenta de su reticencia a quedar, a hablar contigo. La realidad es que has dejado de ser útil para él.  Ha encontrado a otras personas con las que se lo pasa bien por las noches. Y se ha olvidado de las tardes que has pasado escuchándolo cuando algo no iba bien. De las risas que habéis compartido juntos.

 Esto lo escribo principalmente por una amiga que tuve desde los 7 años hasta los 19. Muchos años son esos. Muchas historias juntas. Crecimos juntas, lloramos juntas cuando no nos comíamos una rosca, incluso una vez me besó. No vi nada sexual en ese beso, yo la verdad es que la quería mucho y supongo que ella a mí también. Tuvimos nuestros amores, y ambas seguíamos juntas. Pero se empezó a juntar con otra gente. Por el barrio se rumorea que ese grupo organiza unas orgías de aúpa. No sé si será cierto o no, a mi en el fondo me da igual. Lo que sé es que la hecho de menos, y que desde entonces no he vuelto a tener una amiga de verdad. Nunca le diría lo mucho que la hecho de menos, al menos de una forma tan evidente. Podría volver a llamarla, pero ya lo he hecho muchas veces y sólo he obtenido excusas. Éramos la noche y el día, ella todo verborrea y extroversión, yo al revés. Ella era quien me presentaba a quien yo le decía, ella contaba las historias sobre mí que yo estaba deseando contar pero no me atrevía. Hace varios años que no nos juntamos. Pero yo quedaría con ella si me volviera a llamar.

Actualmente puedo decir que no tengo amistades femeninas. Excepto una drogadicta con la que de vez en cuando quedo a tomarme una caña, y una compañera de trabajo en la otra tienda con la que mantengo largas conversaciones en horario laboral por teléfono, para disgusto del jefe. Sólo hablamos de lo gilipollas que son los clientes y de lo mucho que anhelamos que llegue la hora de cerrar. Lo he intentado, pero con ella no puedo hablar de otra cosa. Sólo son banalidades, con fecha de caducidad también.

 A veces solía hablar por el messenger con uno. Algo de tensión sexual había, porque él a mí me atraía a pesar de su edad y yo le atraía a él. Pero yo obviaba eso, porque era algo que no podía ser. Y me concentraba en lo a gusto que me encontraba hablando con él. Era cordial, agradable, inteligente, y a mis ojos, sumamente sabio. Me contaba algunos de sus infructuosos intentos de encontrar pareja, y yo creo que nos entendíamos bien. Y también desapareció. Sin despedirse siquiera. Y sin contestar a los dos mails que le he mandado. Creo que tenía la dirección de este blog, pero si no se molesta en contestar, dudo que se moleste en leer esto. Por si lo lee, decirle que es gilipollas.

Me gustaría tener amigas, ya lo he dicho alguna vez. Tengo amigos con los que quedo de vez en cuando, tengo pareja; pero hecho de menos la distinta cordialidad de una mujer. Y ponernos hasta el culo de tequila ella y yo, y abrazarnos. He conocido a alguna que otra últimamente, compañeras, parejas de amigos. Y eran completa y absolutamente gilipollas. No es que yo me considere especial o inteligente, nada más lejos de la realidad. Simplemente no le suelo dar tanta importancia como le dan ellas a algunas banalidades ´más allá de lo necesario. Y son malas. Malas en el más amplio sentido de la palabra. Siempre tan hipercríticas, mirando de arriba a abajo en busca de algún defecto. Creo que debería dejar de leer cierto foro. De todas formas, no es sólo que ellas no me resulten gratas a mí, es que creo que yo no les resulto grata a ellas, alguna me ha mirado con una mezcla de extrañeza y mofa alguna vez. Me gusta comprarme ropa, me gusta pintarme las uñas y los labios de rojo. Pero no es mi principal prioridad en esta vida . Creo que me odian. Y me da más vergüenza relacionarme con mujeres que con hombres.

Voy a decolorarme el bigote. Por muy underground que sea yo, el bar donde voy a ir esta tarde tiene unos potentes focos, y el hecho de que sólo vaya a haber hombres, no quiere decir que deba mimetizarme con ellos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Dark-bella -

A veces también he sentido eso que los amigos son pasajeros, aunque tengo algunos permanente sobretodo una que desde los 3 años esta ahi y ya tengo 22. Mi consejo es que las amigas/os no se buscan, eso no se provoca surge y si se acaba pues a guardar el grato recuerdo y así es la vida. a veces se va por caminos diferentes y es inevitable

gdx -

Pues, en wordpress se enlaza metiéndote en panel de control y añadiéndolos en un apartado que se llama blogroll, es bastante sencillo.

A lo mejor aquí es parecido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

yo -

Ya eres menos triste que yo, que todavía no se enlazar...

gdx -

El símil de los yogures, en mi caso lo haría con las novias o follamigas, a ver cómo me haces ver lo contrario.

Soy un triste, no tengo vida blogil, sólo te tengo a ti enlazada :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres