Blogia
Paranoias de una friky

Desarrollo de mi primera clase práctica

Noche agitada, con coches circulando en 7ºmarcha por las circunvoluciones de mi cerebro.
8.45 de la mañana, me levanto. Llevo despierta un rato. Hoy es el día, voy a conducir. Pongo la radio, y una voz dice que este fin de semana ha habido 18 muertos en accidentes de tráfico en la carretera. Eso para empezar. Luego, suena estopa.

A las 9 y 20 llego a la autoescuela. El profesor está tomándose un café tranquilamente y fumando. Dice: Ale, vamos. Y yo me dispongo a entrar en el coche. Me lleva a un descampado. Curiosamente es el mismo donde voy a follisquear. Me abstengo de comentarlo. Regulo espejos y tal, arranco y… no se cala ni una sola vez. Giro alrededor de un árbol. Y … a carretera directamente. Brrrrmmm, segunda, tercera, cuarta… glorieta, carretera, quinta… 120 kilómetros por hora y subiendo… Me dice que no acelere tanto. Es que no puedo mirar los kilómetros y la carretera a la vez. Reduzco, sin apenas salirme. Todos me van adelantando, y me hace gracia. Me dice que muy bien, que no me ha tenido que tocar apenas los pedales.

Llegamos a ciudad. Y aquí se ha jodido la cosa. El coche parecía un corzo saltando por un barbecho. Semáforos, viejas… coches en doble fila. Bastante hago con llevar el volante recto. Aquí lleva el profesor los pedales, yo no sé ya ni donde tengo la mano derecha. Paso por un túnel, averiguo dónde están las luces y las pongo. Olvido quitarlas. Llego a la puerta de mi trabajo, 5 minutos tarde. Bajo, me dice: mañana, misma hora, mismo lugar. Esto va seguido todo! Busco las llaves para abrir la tienda, y se me caen 2 veces al suelo, porque estoy temblando. Y no de frío.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Pollito con cascaron -

Pues oiga, no se desenvuelve ustec nada mal para ser la primera vez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres